Actualidad

Entrevista en Escritores y Lectores por Klara Klara

  1. ¿Cuándo comenzó tu interés por el mundo literario?

Empecé a escribir poesía a partir de los dieciocho años muy esporádicamente. En ese tiempo, había leído a Gustavo Adolfo Bécquer y quede enganchado. Un romántico siguiendo a otro romántico. Con el ajetreo del trabajo comercial lo fui dejando. Mas tarde, a raíz de una profunda depresión por mi enfermedad crónica, siguiendo un tratamiento psicológico prolongado, volvió a despertar ese interés. Fue una válvula de escape en ese momento, culminando con mi primera novela.

  1. ¿Te cuesta mucho escribir o por el contrario tu imaginación vuela libre?

La verdad es que tengo una imaginación que no para de aportarme nuevas ideas y enfoques a lo que podría ser una historia. Vuela tan libre, que los personajes forjan su propio carácter creando atmósferas muy reales. Quedo asombrado cuando vuelvo sobre las líneas y me recreo en su trabajo.

  1. ¿Dónde y cuándo es tu momento ideal para plasmar tus ideas?

Lo que era la habitación de mi hija se transformo en un despacho reflejo de mi carácter. Las horas vuelan cuando estoy sentado en mi sillón delante del portátil.

No hay un momento exacto para plasmar mis ideas. En ocasiones a primera hora de la mañana, otras por la tarde y en raras ocasiones por la noche.

Antes de iniciar un nuevo proyecto, suelo sentarme frente al mar dejando que la idea madure.

  1. Si pidieras un consejo a un escritor consagrado, ¿a quién sería?

A Carlos Ruiz Zafón por su magnífica concepción del cementerio de los libros perdidos. Le pediría esa receta mágica en la creación de una buena trama.

  1. ¿El escritor se hace o nace?

Todos nacemos con las mismas cualidades innatas del ser humano. Unos las desarrollan y las cultivan (escultor, pintor, músico, escritor…) y otros dejan de lado la parte creativa llegando a ser más prácticos. Todo es parte del desarrollo personal.

  1. ¿Es necesario realizar cursos de escritura para escribir bien, o leyendo mucho podría ser suficiente?

Primeramente, para escribir un libro se debe de haber leído mucho. Los cursos que puedas realizar, te enseñarán nuevas técnicas y a perfeccionar tu estilo. Aprender no ocupa lugar y al mismo tiempo te sirve de reciclaje.

  1. ¿Qué es lo que te da más miedo de la página en blanco?

No hay que tener miedo de nada y menos de una página en blanco. Es un lienzo en blanco, donde es indiferente el color que utilices al principio. Aunque hoy sea una sola línea, mañana se puede convertir en todo un mundo.

  1. ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

A final de año, si no hay ningún inconveniente, presentaré mi segundo libro. Una intromisión en problemas reales con soluciones al alcance de cualquiera. Una obra, que por cierto, salió de otro trabajo en que llevo dos años. Empecé una novela histórica basada en el siglo X, justo cuando tocaba un tema de radicalismo, salto la chispa terminando en un nuevo libro. Sigo investigando ya que es un período de la historia muy interesante y cuesta encontrar documentación al respecto.

Tengo los esquemas de la segunda parte del primer libro, así como otras ideas que nunca sabes si van a germinar.

  1. ¿Sobre qué no escribirías nunca?

En este momento no sabría contestarte. Es complicado comprometerse a no escribir sobre un tema, dependerá de las circunstancias, de tus convicciones o posiblemente de tus temores. Y como ya te indiqué al principio, no hay que tenerle miedo a nada.

  1. ¿Cómo compaginas tu faceta de escritor con la rutina diaria?

Soy pensionista desde hace nueve años y no tengo ningún problema con la rutina diaria. Por las mañanas leo las noticias de diversos periódicos y tomo notas de algún tema interesante. Hago ejercicio diariamente. Realizo las tareas domésticas pendientes. Y tengo el tiempo necesario para escribir.

  1. ¿Qué te hace diferente al resto?

El cultivar los valores humanos que tan olvidados están en nuestra sociedad.

  1. Se supone que los demonios son seres sexuados y sexualmente activos, ¿qué opinas de los ángeles?

Al ser ateo lo definiría como una diferencia entre el bien y el mal. Respeto cualquier otra interpretación que se le quiera dar.

  1. Háblanos de tus obras y convéncenos para leerte.

“Riqueza eterna” Un investigador trata de encontrar una energía inagotable para todo el mundo, pero las ambiciones personales hacen que sea una meta complicada. Llena de aventura y misterio, esta novela tiene un trasfondo de valoración personal, de ahí su título.

  1. ¿Cuál es tu meta?

Llegas a un momento de tu vida que no le das tanta importancia al dinero. Es necesario para vivir, pero poco más. Hay muchas cosas que no puedes comprar con el.

Busco que disfruten de mis historias, transmitir mensajes que muevan conciencias y si por el camino llegará algún reconocimiento literario, bienvenido sea.

  1. ¿Los libros nos aportan cosas nuevas o son puertas para evadirse de la realidad?

Pueden ser perfectamente las dos cosas. Unos nos aportaran nuevos conocimientos para desarrollar nuestro intelecto o trabajo, otros aventuras en las que viajar. Aunque parezcan distintos, los dos nos hacen desconectar de la rutina diaria.

  1. ¿Opinas que los escritores deberían regalar sus libros? Justifica tu respuesta y convénceme de la certeza de ella.

No, por norma. La dignidad de un trabajo es tener una retribución adecuada. Un escritor realiza un gran esfuerzo para crear una historia, al mismo tiempo, aporta su grano de arena a la cultura de su país. Eso tiene un valor incalculable que en muchas ocasiones no es valorada por la persona. Regalo mi libro a quién sabe lo que tendrá en su mano.

  1. ¿Qué opinas de las críticas? ¿Son necesarias?

Las críticas las puedes utilizar como herramientas para tu perfeccionamiento. Sin ellas, difícilmente podrías corregir un rumbo equivocado. Hay gente que no las acepta, intentando evadirse de sus errores. Si no hicieras nada, nunca te equivocarías.

  1. ¿Cómo comienza tu hechizo, para qué sirve y con quién lo usarías?

Este hechizo lleva ingredientes utilizados a lo largo de la historia, desde los primeros pobladores hasta nuestros días, se ha utilizado con resultados fantásticos. Para que haga su efecto llegue a toda la población conjuro las palabras mágicas: “un bálsamo de sabiduría cura las heridas de una ignorancia pérdida”.

  1. Por fin lo has conseguido, tienes tu escoba voladora. El cielo se quiebra al escuchar la maldad que destila tu risa. El viento te envuelve en la magia y en el suelo los simples mortales contemplan tu estampa. Con 50 palabras como máximo escribe un micro relato sobre ello.

Temblad ante mi sombra, ya que nunca sabréis de donde vengo, ni a donde voy. No estaréis seguros en vuestras casas, una suave brisa os delatará mi vigilancia extrema. Desde hoy, vuestras vidas son solo mías. Mi reino de terror se extiende más allá de las montañas y no hay nadie capaz de romper este hechizo.

  1. ¿Cuál es la pregunta que te gustaría contestar y que no he realizado?

Esa misma.

  1. Tienes el don de la palabra, este es tu momento. Di algo a tus lectores. (Corto, por favor)

La vida es un bien tan preciado que se tiene que disfrutar todos los días. Después de ello, donar es regalar vida.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *